Debido a las condiciones atmosféricas y a la concentración de material particulado, el Área Metropolitana declaró la alerta naranja que significa que las autoridades ambientales definen un estado de precaución y vigilancia para evitar en el corto plazo una emergencia por la mala calidad del aire.

La condición naranja obedece a una medición que se hace de manera técnica y que está definida en el protocolo ambiental que adoptó Medellín desde el año pasado ante la contingencia ambiental que se registró y se midió por primera vez en tiempo real en el 2016, lo que no implica que en años anteriores no se hubiera registrado.

La forma en que la ciudad evalúa la calidad del aire es la más estricta en el país y en Latinoamérica. Mientras en Medellín la alerta naranja se declara cuando se alcanzan 35 microgramos por metro cúbico de material PM 2,5, en Bogotá se declara cuando llega a 55.5. En otras ciudades del mundo, como Beijing, la alerta naranja se emite en 200 microgramos por metro cúbico y solo se pasa a alerta roja cuando por tres días consecutivos se registra la alerta naranja.

(0)

Autoridades atentas a la calidad del aire en Medellín y en el Valle de Aburrá.

| Ambiente, Medellin |
About The Author
- Es la magnífica fusión de audio y video bajo la plataforma web, con noticias, entrevistas y programas especializados.